Desayunos: Así se Comienza el Día en estos 6 países

Por El Gourmet


Así se desayuna en el mundo

La vuelta al mundo en 6 desayunos

Desde unas deliciosas croissants francesas a una sopa de garbanzos en Túnez, cada país tiene su forma particular de comenzar el día y romper el ayuno (des-ayunar) después de una noche de sueño. Aquí recorremos seis países y sus seis formas particulares de desayunar.

Japón: pescados y una omelette rectangular

Mientras muchos países optan por las versiones dulces del desayuno, en Japón se trata de una comida completamente salada. De hecho, un desayuno en Japón no difiere demasiado de otras comidas del día. Encontraremos pequeños platillos con porciones de platos tradicionales usualmente de pescados, sopas de miso, una selección de vegetales y un tradicional bol de arroz. También podremos degustar una suerte de omelette llamada “tamagoyaki” hecha con huevos batidos en una fuente rectangular que le dará su tradicional forma.

Marruecos: panqueques con agujeros y té

Un desayuno marroquí seguramente traerá un sabroso té de menta y unos esponjosos panqueques de semolín o harina con levadura llamados “Baghrir”, famosos por sus muchos agujeros. Se les agrega pasas de uva y un trozo de manteca y miel.

Portugal: un café humeante y masas dulces

El café con leche es una bebida tradicional a la hora del desayuno portugués y la cantidad de leche podrá variar de un tipo de café a otro. Si bien los portugueses suelen comer una tostada con su café, otro clásico consiste en pasteis de nata o pasteles de crema pastelera. Son una suerte de canastitas de masa hojaldrada crocante con un centro deliciosamente cremoso.

Ucrania: panqueques de queso

Los ucranianos desayunan su versión particular de panqueques. En su caso, los “srinikis” (así se llaman) están hechos de un simple ingrediente: una variedad de queso similar a la ricota conocida como “tvorog”. El queso se pasa apenas por harina y se fríe dándole un exterior crocante y un centro más cremoso. Encima se puede optar por frutas frescas, dulces y mermeladas o simplemente azúcar impalpable por encima.

Italia: espresso y medialunas

Los italianos se toman en serio su café, aunque lo beban de pie y de un único sorbo en una barra. Sin embargo, podrán acompañarlo de leche en un capuccino y un cornetto, una masa dulce similar a una medialuna o una croissant francesa que podrá consistir solo de la masa o venir rellena.

Brasil: queso, queso y más queso

Imposible no tentarse con los clásicos panecillos de queso (pao de queijo) calientes en cualquier momento del día, pero también son un clásico para el desayuno. Otra opción es una suerte de budín de harina de maíz bien húmedo y cremoso que se corta en rodajas y se acompaña de queso parmesano rallado o bien coco rallado.

Nada como viajar por el mundo para disfrutar no solo de los paisajes y la cultura de cada lugar si no también para dejarse llevar por sus aromas y sabores. De la mañana a la noche, viajar es una gran experiencia gourmet.

RECETAS /EN TV /PROGRAMAS /TALENTOS /NOTICIAS /ANUNCIE /
AMC
EuropaEuropa
Film&Arts
El Gourmet
Maschic
Strib

El Gourmet© 2022 - Todos los derechos reservados