Simbólicos Huevos de Pascua

Por Elisabeth Checa


Representan un simbolismo ancestral: el huevo es la más perfecta forma, así lo sostuvo Parménides, el filósofo presocrático.

Desde los principios de la civilización, el huevo fue considerado símbolo del origen de todas las cosas. Los antiguos persas pintaban y comían huevos en el equinoccio de primavera. Recordemos que en el hemisferio norte la primavera comienza en el mes de marzo.

Los griegos le asignaban una simbología especial al Huevo de Orfeo y los hindúes adoraban el Huevo de Oro de Brahma.

En muchas iglesias de Europa, Siria y Egipto, en Pascua se suspendían huevos de avestruz sobre el altar. También se vendían en el atrio de Notre Dame durante toda la Edad Media.

En algunos países del norte de Europa y también en Norteamérica los huevos de Pascua adquieren otras dimensiones, menos consumistas. No son de chocolate y los chicos de la familia deben buscar en los rincones de la casa o el jardín huevos reales, duros y pintados. Más participativo y menos caro.

Los conejos de chocolate, que aparecen en estas fiestas pascuales también tienen una larga tradición nacida en el norte de Europa. Simbolizan la fertilidad. Me encanta el ritual, siempre que huevos y conejos estén elaborados con chocolate amargo y si es de Ecuador, mejor.

RECETAS /EN TV /PROGRAMAS /TALENTOS /NOTICIAS /ANUNCIE /
AMC
EuropaEuropa
Film&Arts
El Gourmet
Maschic
Strib

El Gourmet© 2022 - Todos los derechos reservados