El etiquetado frontal de alimentos en el mundo

Por El Gourmet


La exigencia de colocar sellos que informen acerca de los componentes nutricionales de los alimentos y bebidas envasados ya se aplica en muchos países. Su objetivo es brindarle al consumidor la información necesaria a la hora de comprar para que pueda optar por opciones más saludables.

Entérate aquí de los distintos sistemas de etiquetado que se utilizan y cuál es considerado el más efectivo.


Mientras que Argentina está más cerca de tener una ley de etiquetado frontal de alimentos, en varios países de América Latina como Chile, Uruguay, Perú, México y Ecuador ya disponen de sellos en los envases. Por su parte, Europa y Estados Unidos cuentan con una larga experiencia en la calificación de productos alimenticios.

El etiquetado surge de la necesidad de revertir el aumento del sobrepeso y la obesidad que afecta tanto a niños como a adultos y que son los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes, entre otras.

La finalidad de las etiquetas es brindar información al consumidor de una manera visible, simple y comprensible que le advierta de ciertos componentes de los alimentos y bebidas que pueden ser perjudiciales para la salud y, de esa manera, orientarlo en su decisión de compra. Los sellos se colocan cuando el porcentaje de estos componentes es superior al perfil de nutrientes recomendado por la Organización Panamericana de Salud (OPS).

En el mundo se utilizan distintos sistemas de etiquetado. Algunos se enfocan en los nutrientes y otros presentan un resumen.


Entre los primeros se encuentran: 


-          Guías Diarias de Alimentación (GDA): brindan información de porcentajes recomendados de consumo diario pero no proveen evaluación de calidad nutricional del producto.


-          Semáforo simplificado: utiliza los colores del semáforo para indicar el valor alto, medio o bajo de los nutrientes críticos y permite evaluar su cantidad.


-          Sistema de advertencia: presenta una etiqueta en color negro (octógonos o triángulos) en la que indica si el producto contiene niveles superiores a los recomendados en nutrientes críticos.


En tanto, los etiquetados de resumen son los siguientes:


-          Conteo de estrellas: evalúa de 1 a 5 la calidad de los alimentos con estrellas. Cuantas más estrellas tiene, más saludable es el producto.


-          Sistema de cerradura:  presenta etiquetas en color verde o negro. Los productos que tienen el logo verde contienen menos azúcar, sal y más fibra.


-          Nutri-Score: se trata de un semáforo nutricional que califica a los alimentos de más a menos saludables (de las letras A a la E y del verde al rojo).


En gran parte de Europa se utiliza el etiquetado de resumen mientras que, en Latinoamérica, el modelo implementado es el de los octógonos negros que advierten sobre el exceso de azúcares, calorías, sodios, grasas totales y grasas saturadas.

Si bien el formato de octógonos negros genera resistencia en la industria alimenticia por considerarlo demasiado restrictivo, la OPS considera que es “el mejor sistema probado para cumplir con el propósito de salud pública”.

Esta organización es una de las que junto a Unicef y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) promueve la necesidad de brindar información en los envases para fomentar una cultura alimentaria sana.

Según Unicef, estudios realizados en varios países demostraron que este sistema de advertencia desalentó la adquisición de productos poco saludables y logró modificar ciertas conductas en el consumo de alimentos envasados.

RECETAS /EN TV /PROGRAMAS /TALENTOS /NOTICIAS /ANUNCIE /
AMC
EuropaEuropa
Film&Arts
El Gourmet
Maschic
Strib

El Gourmet© 2021 - Todos los derechos reservados