Actualidad


Fácil es la carne

Por Elisabeth Checa

Fácil es la carne

Bifecitos de lomo o de solomillo de cerdo, cortados en rodajas muy finas,  es una solución para gourmets apurados o estresados.  Esta es una breve lista para cotidianeidades familiares.

1. Los italianos hacen los scaloppini prezzemolo, bifecitos muy finos, enharinados y salpimentados, saltados en aceite de oliva y un diente de ajo. Se los desglasa con unas cucharadas de vino blanco y para servirlos se los cubre con abundante perejil fresco.  
2. Saltimbocca a la romana. Envueltos los bifes muy finos en jamón crudo, se  le ponen dos hojas de salvia y, pinchados con un palillo, se saltan en manteca y oliva y se desglasan con vino Marsala (o cualquier vino blanco)
3.  O el mismo producto, los bifecitos saltados en oliva, con aceitunas negras desglasados con un chorrito de aceto. Si es el vero italiano, mejor. 
4. Bifes a la portuguesa saltados en una sartén con trozos de pimiento cebolla y tomate sobre aceite de oliva, vuelta y vuelta.
5. El raxo, una fórmula gallega, bifes muy finos de solomillo de cerdo marinados en oliva, pimentón y ajo. Solo hay que cocinarlos brevemente en una sartén.  
Todas estas propuestas  se elaboran en 10 minutos y  pueden acompañarse con papas hervidas o fritas.
 

Para más recetas como estas no te pierdas “Menú para todos los días
 
 
 

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.