Actualidad


Rellenar es un arte

Por Elisabeth Checa

Rellenar es un arte

Para cotidianeidades fáciles, los vegetales rellenos resultan una opción sabrosa y variada. 
 

Todo es rellenable. En el Renacimiento, especialmente en las fastuosas cenas de la nobleza, se rellenaba un animal con otro, por ejemplo un enorme jabalí con liebres, las liebres con palomas y las palomas con pajaritos.

No se trata de cenas barrocas, solo carne picada de cordero, vaca o cerdo, base de platos que pertenecen a  la cocina del mundo: 

1. En Perú se rellenan los rocotos con carne picada, cebolla morada y ají. Manjar incendiario probado en Lima.
2. En el este europeo la carne de cerdo guisada con cebolla y paprika se envuelve en hojas de repollo y luego se cuecen una salsa con tomates.
3. Los zapallitos rellenos, tanto los zucchine como los redondos criollos, pueden rellenarse con carne y también de sí mismos, saltando el interior de estos vegetales en oliva ajo, queso parmesano y se gratinan al horno.
4. Pimientos y berenjenas asadas pertenecen a la cultura mediterránea, rellenos con carne picada de cordero y hierbas.
5. Los champiñones pueden rellenarse con bechamel y queso de cabra, mezclados con estos hongos picados. Un plato absolutamente ochentoso.  
6. En verano, tomates rellenos con hierbas y parmesano, gratinados al horno, una solución perfecta como entrada o guarnición fría o caliente. 
7. Las papas rellenas con lo que sea, gratinadas al horno es un suculento plato de la infancia, ya olvidado hasta en los bodegones barriales.

Aprende a preparar platos como estos con Gonzalo D´Ambrosio en Fácil y Resultón.
 

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.