RECETA

Receta de Tarta de ricotta con puré de manzanas

Ingredientes

  • Manzanas verdes 400 g
  • Esencia de vainilla 10 cc
  • Polvo de hornear 10 grs.
  • Ricota descremada 500 g
  • Huevos 3 Unidades
  • Canela en polvo 10 g
  • Rocío vegetal light Cantidad necesaria
  • Jugo de limón 10 cc
  • Yerba dulce en polvo 40 g
Tarta de ricotta con puré de manzanas

Preparación de la receta

  1. Coloque en un bowl la ricota, los huevos, yerba dulce, polvo de hornear, esencia de vainilla y canela, procese los ingredientes con un mixer.
  2. Pele y corte las manzanas en pequeños cubos, colóquelos luego en un recipiente, cúbralo con papel film y cocine en el microondas durante 4 minutos.
  3. Quite el papel film y bata hasta obtener un puré.

Armado

  1. Sobre una placa con papel manteca rociado con roció vegetal acomode un aro de 22cm de diámetro aproximadamente y vuelque dentro de este la preparación, cocine en horno precalentado a 180°C durante 15 minutos.
  2. Pasado este periodo deje enfriar en la heladera.
  3. Corte la tarta en porciones rectangulares.

Presentación

  1. Sirva en un plato una porción de tarta y acompañe con una quenelle de puré de manzanas.
  2. Espolvoree con canela y ricota.

Tips

Ricota descremada :

  1. Producto bajo en grasas.
  2. Fácil de digerir.
  3. Aporta gran cantidad de proteínas.
  4. Tarta de ricota con puré de manzanas : 140 calorías por porción.

Comentario nutricional

  1. La ricota descremada es mucho más rico en proteínas que la leche (el doble) -lactoglobulina y lactoalbúmina-, características del suero lácteo y más completas o de mayor valor biológico que otras proteínas lácteas (caseína).
  2. Aporta vitaminas del grupo B y contiene menos lactosa y la mitad de calcio que la leche. Así mismo, es un alimento bajo en grasa (4 gramos por cada 100 gramos). Por ser de fácil digestión y bajo en grasas, se recomienda especialmente en personas que tienen el estómago delicado y en regímenes en los que haya que reducir el aporte graso de la alimentación.
  3. El huevo es el alimento que contiene las proteínas más completas y de mayor valor biológico, hasta el punto que los expertos en nutrición lo consideran el patrón proteico de referencia. Esto se debe a que contiene en una proporción óptima los ocho aminoácidos esenciales que el organismo necesita para formar sus propias proteínas humanas.
  4. La clara (transparente) está formada fundamentalmente por agua (86%) y proteínas de alto valor biológico (ovoalbúmina, entre otras). La yema, cuyo color oscila entre amarillo y anaranjado, es rica en grasa saturada, colesterol y otros componentes grasos como lecitina. En la yema también se encuentran pequeñas cantidades de vitaminas liposolubles (A, D), hidrosolubles (tiamina, riboflavina) y minerales como el hierro, fósforo, zinc, selenio y sodio (el huevo es uno de los alimentos más ricos en este mineral). Este es un alimento cuyo ingestión es de frecuencia semanal, en las preparaciones se calcula el porcentaje que le corresponde a la persona y se descuenta de ese total semanal, o sea que de esta preparación corresponde menos de un huevo por persona
  5. Desde el punto de vista nutritivo la manzana es una de las frutas más completas y enriquecedoras en la dieta. Un 85% de su composición es agua, por lo que resulta muy refrescante e hidratante. Los azúcares, la mayor parte fructosa (azúcar de la fruta) y en menor proporción, glucosa y sacarosa, de rápida asimilación en el organismo, son los nutrientes más abundantes después del agua. Es fuente discreta de vitamina E o tocoferol y aporta una escasa cantidad de vitamina C. Es rica en fibra, que mejora el tránsito intestinal y entre su contenido mineral sobresale el potasio. La vitamina E posee acción antioxidante, interviene en la estabilidad de las células sanguíneas como los glóbulos rojos y en la fertilidad. El potasio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
  6. Las extraordinarias propiedades dietéticas que se le atribuyen a esta fruta se deben en gran medida a los elementos fitoquímicos que contiene, entre ellos, flavonoides y quercitina, con propiedades antioxidantes.
  7. Es la fruta por excelencia, ya que es bien tolerada por la mayoría de personas y combina sin problemas con cualquier otro alimento. En su composición nutritiva no hay nutrientes que destaquen especialmente, por lo que resulta difícil imaginar las extraordinarias propiedades dietoterápicas. Hoy se sabe con certeza de la existencia y la función de algunos de los componentes de esta fruta que le confieren su carácter antioxidante y la doble particularidad de actuar como alimento astringente o laxante según cómo sea consumida.
  8. Las propiedades antioxidantes de la manzana se deben a los elementos fitoquímicos que contiene, más abundantes en la piel, en concreto, polifenoles (quercitina, flavonoides). Los antioxidantes neutralizan los radicales libres, reduciendo o incluso evitando parte de los daños que estos provocan en el organismo. Los radicales libres aumentan las peligrosas acciones del colesterol LDL, que puede dar lugar a la formación de aterosclerosis, al acumularse en los vasos sanguíneos ; pueden producir una alteración genética y dañar proteínas y grasas corporales, reduciendo la funcionalidad de las células y contribuyendo a aumentar el riesgo de cáncer. Por tanto, dada su composición en sustancias antioxidantes, las manzanas están especialmente recomendadas en dietas de prevención de riesgo cardiovascular, enfermedades degenerativas y cáncer. El contenido moderado en potasio de las manzanas las convierte en una fruta diurética, recomendada en el tratamiento dietético de diversas enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.