La cocina tiene su propia discografía

La música y la preparación de los alimentos son manifestaciones que expresan valores, símbolos y sentimientos que son propios de cada cultura y dejan sus huellas en cada época determinada.


La relación entre la música y la cocina puede ser rastreada en las canciones que los artistas nos dejaron para nuestro disfrute. De la misma manera, los chefs cocinan para que descubramos el placer de elaborar nuestros alimentos y compartirlos con nuestros seres queridos, o deleitarnos con sus recetas.

Desde los inicios de la cultura pop, con los Beatles a la cabeza, hasta la actualidad tenemos un sinfín de canciones que incluyen a la cocina y los alimentos como expresión de su poesía.

En su single “Honey pie”, John Lennon equipara a su amada con un delicioso pastel de miel, hasta al extremo de no saber si su musa inspiradora fue una mujer o el mismo pastel.
En ese entonces, Yoko Ono fue trascendental en su elección por la comida sana. Como buen amante de la cocina oriental les compartimos esta receta de ostras y vegetales para degustarlo con la música de los 4 grandes de Liverpool.

También en el Reino Unido, Los Kinks declaraban su amor a las cosas simples de la vida, pero no por eso menos delciosas. Su canción “Hot potatoes” pedía a gritos “dame esas papas calientes y podré satisfacer mi apetito”.

Del otro lado del atlántico, solo una banda podía disputarles el top 5 a los Beatles y los Kinks: el gran Brian Wilson y sus Beach Boys preludiaban el “verano del amor” de 1967, con su tema “Vegetables”. Se inauguraba una época en la cual todo lo que se necesitaba era amor… y vegetales.

Ese mismo verano del amor lo encuentra a Bob Dylan recuperándose de un accidente con su moto. En su convalecencia en el campo, Bob comienza a experimentar con nuevos sonidos. Fue así que llamó a su grupo para grabar “Orange juice Blues” (Blues del jugo de naranja), una de las primeras canciones que electrificó su sonido. La canción fue editada recién en 1975.

Otro jugo -pero esta vez de tomate- iniciaba el movimiento contracultural argentino, de la mano Javier Martinez y su grupo Manal. Su tema “Jugo de tomate frío”, transmitía la rebeldía e irreverencia hacia el sistema consumista. No podemos dejar de pensar en un exquisito bloody Mary cuando la escuchamos.

Ya en los inicios de la década del '90, asomando desde los garajes californianos, el single “Big Cheese” (Gran Queso), del álbum “Bleach”, inicia la exitosa carrera de Nirvana y marca el momento fundacional del movimiento “Grunge”. Vaya esta receta de Cheese Cake con base de brownie en honor a Kurt Cobain.

Mas cercano en el tiempo, Kevin Johansen le canta al “Guacamole”, System of a Down al “Chop Suey!”, por el famoso plato chino... en fin, la lista es inagotable.

Actualmente Los Chefferson, grupo autodenominado como "el primero de música gourmet", ofrecen una original propuesta, con un repertorio de canciones en las que incluyen recetas e historias que celebran el placer de cocinar.

Como podemos ver, la música y la cocina siempre estuvieron relacionadas... y lo seguirán estando. Tanto una como otra son manifestaciones culturales. Sólo necesitan de hombres y mujeres que transmitan, generación tras generación, las cosas buenas de la vida.
RECETAS /EN TV /PROGRAMAS /TALENTOS /NOTICIAS /ANUNCIE /
AMC
SundanceTV
Film&Arts
EuropaEuropa
elgourmet
Maschic

El Gourmet© 2020 - Todos los derechos reservados