ficha nota

01/07/2013

La clave para preparar una parrilla perfecta

Por The Gourmet Journal

Cocinar a la parrilla o a la barbacoa es una saludable forma de preparar los alimentos, ya que no se usa casi grasa, además, el ahumado que proporciona el carbón o la leña utilizada, le concede un sabor extraordinario tanto a las carnes como a los vegetales.

Sin embargo, es una técnica que intimida a muchos porque fácilmente pueden salir con una carne pasada de cocción y hasta quemada, convirtiendo a esta comida tan popular en un reto culinario para muchos. Es por esto, que recogimos los mejores consejos para que la próxima vez que te animes a preparar una parrilla, te quede perfecta.

<b>1.</b> Elige cortes de carne de gran calidad con la ayuda de tu carnicero de confianza, agrega a tu compra algunos chorizos, salchichas, morcilllas y cualquier otro embutido de tu preferencia. Los perros y las hamburguesas son siempre bien recibidos, pero un buen trozo de carne debe ser el protagonista de esta jornada.

<b>2.</b> Si bien la clásica parrilla es a base de carne vacuna, varía los ingredientes, especialmente si tienes invitados, prueba con muslos de pollo, chuletas de cerdo, pescado y mariscos. Depende del país de origen, los cocineros marinan o no las carnes, en Argentina y Chile, paises famosos por sus asados o parrillas, sólo le ponen sal al final y luego la acompañan de salsas como el famoso chimichurri argentino.

<b>3.</b>Piensa en los acompañantes o contornos que quieres para tu parrilla. Elije vegetales que puedas grillar o hacer al vapor sobre las rejillas, entre los favoritos están: las papas, el maíz dulce o jojoto, los pimentones, las cebollas, la yuca, y entre los crudos: las ensaladas verdes, rallada de repollo y zanahoria, y la criolla de tomate, cebolla y pepino.

<b>4.</b> La parrilla debe limpiarse muy bien antes y después de cocinar. Los residuos de alimentos deben retirarse antes de que se carbonicen y queden pegados a las rejillas o planchas.

<b>5.</b> Mantén refrigeradas correctamente las carnes y ten por separado, las carnes vacunas de los pescados, mariscos y aves.

<b>6.</b>Usa una tabla de cortar para las carnes crudas y otra diferente para las carnes cocidas, así como también deben ser diferentes las bandejas donde van a servirse, no coloques carne ya cocida en los recipientes donde estuvo marinándose cruda. Este punto es muy importante para evitar la contaminación de los alimentos.

<b>7.</b>Vigila la temperatura del carbón o leña, debes distribuir estos para proporcionar un calor uniforme y estar pendiente, para avivar el fuego de ser necesario.

<b>8.</b> Las chuletas, los bistecks y los muslos de pollo se cocinan a fuego medio-alto por aproximadamente 20 a 30 minutos, pero un corte de carne grande necesita una cocción a fuego medio-bajo por más tiempo, aproximadamente 40 minutos por kilo.

<b>9.</b> No hay que pinchar, ni aplastar las piezas de carne, tampoco las estés moviendo con frecuencia, esto hace que las carnes pierdan sus jugos y queden secas, limítate a moverlas una o dos veces.

<b>10.</b>El pescado en ruedas y los mariscos al grill se cocinan a fuego alto pero en corto tiempo, bastarán de 3 a 5 minutos para cocinarlos debidamente, sin embargo un pescado entero requerirá mayor tiempo a fuego medio, aproximadamente unos 30 minutos.

<b>11.</b> Deja reposar las carnes algunos minutos antes de cortarlas, esto les permitirá recuperarse del calor y mantendrán las fibras a tono y el jugo propio de la carne.

<b>12.</b> Cocina un poco los vegetales que necesitan mayor cocción, como las papas, batatas y yuca, con ponerlas a hervir hasta medio cocer, te asegurarás que se cocinarán rápidamente y de manera uniforme sobre la parrilla.

<b>13.</b>Ten presente que mientras menos cocines los vegetales mayores nutrientes conservarán, y por lo general, bastarán de 3 a 5 minutos a fuego alto.

<b>14.</b>Piensa en lo que estarán haciendo tus invitados mientras haces la parrilla, ten a mano un par de juegos de mesa, algunos video juegos, variedad de música y algunos pasapalos ligeros para calmar el hambre sin llegar a saciarlos. La variedad de bebidas también es un elemento importante, una buena sangría o un tinto de verano son buenas opciones para maridar la parrilla, las cervezas son clásicas en este tipo de celebraciones, pero también piensa en los que no consumen alcohol y ten para ellos refrescos o jugos naturales. Ten una provisión suficiente de hielo, vasos descartables y servilletas,

<b>15.</b>Y como último consejo te aconsejamos mucha práctica, ya que la parrilla como toda técnica para cocinar se perfeccionará a medida que la practiques y obviamente, te diviertas haciéndolo.