elgourmet
El Chocolate, un dulce pecado

El Chocolate, un dulce pecado

@gourmetjournal
Fuente: www.thegourmetjournal.com


El origen del chocolate nos lleva al nuevo continente y nos hace retroceder en el tiempo a las antiguas tribus mayas, aztecas, incas, olmecas…, que lo usaban, hace 3.000 años, como alimento y como moneda.


Colón fue el primer europeo que entró en contacto con el alimento de los dioses, fue obsequiado en su cuarto viaje con un saco de semillas con las que no supo que hacer, por lo que fueron olvidadas.

Su difusión en Europa se la debemos a Hernán Cortés, quien en 1.519 llegó a las costas de México y montado a caballo fue confundido con un dios (Quetzacoatl, dios de la sabiduría y el conocimiento, en la iconografía maya parecido a un caballo y quien, según la leyenda, introdujo el fruto y enseñó a cultivarlo) y agasajado como tal se le entregó xocolatl, brevaje hecho con cacao, maíz molido, vainilla y otras especias. El colonizador se dió cuenta del alto valor nutritivo de la bebida al comprobar que sus soldados aguantaban largas marchas con sólo un vaso de esta bebida.

Su consumo en España quedó reservado al clero y a la nobleza por su alto precio.

La temperatura idónea de conservación del chocolate es entre 16º y 18º C. No debe guardarse en la nevera, sino en un lugar seco y fresco, al amparo del calor y de la humedad.