3 salsas para acompañar tus postres

Por El Gourmet


El mundo de los dulces cuenta con muchas salsas para acompañar aportando sabor, color y textura a las recetas. Osvaldo Gross nos sugiere tres salsas básicas que combinan opciones más cremosas y otras más frescas y frutales: salsa de caramelo líquido, de toffee y un coulis de frutas.


Caramelo líquido

Si bien se trata de una preparación con dos simples ingredientes, agua y azúcar, es fundamental en este caso la forma en que incorpores y derritas el azúcar. Se espolvorea el azúcar sobre la olla en capas finas para que se vayan derritiendo progresivamente. Otro paso fundamental es que el agua que incorpores al caramelo ya derretido esté caliente para que no haya un impacto de temperatura en la preparación. Puedes lograr una consistencia más o menos espesa de acuerdo a la cantidad de agua que agregues. Lo bueno de esta salsa es que puedes prepararla con anticipación y conservarla en la heladera de 15 días a 1 mes.

Salsa Toffee

Esta salsa cremosa de caramelo es irresistible y puede usarse con helados, tartas o inclusive sobre un cheescake. A diferencia de la salsa anterior, en este caso se comienza con un caramelo seco (sin agregado de agua) aunque siempre respetando el procedimiento del agregado de azúcar en capas para que se derrita en forma progresiva. El otro ingrediente es la crema de leche que se agrega (también caliente) a la preparación. Como si ya no fuese deliciosa de por sí, esta salsa de toffee puede saborizarse de la forma que más te guste: con ramas de canela, granos de café, anís estrellado o inclusive unos granos de pimienta verde. En todos los casos se incorporan al hervor de la crema y pueden quitarse recién una vez que la preparación esté fría. Para darle más brillo puedes agregarle manteca o mantequilla cuando esté aún caliente, pero ya fuera de fuego, mezclando con un batidor de alambre.

Coulis de frutas

Esta última opción es fresca y no puede faltar a la hora de acompañar recetas dulces como tartas y helados. Puedes elegir las frutas que más te gusten, por ejemplo, una variedad de frutos rojos como frambuesas, moras y arándanos. La fruta se procesa junto al limón y el azúcar impalpable que le aporta brillo y luego se tamiza para obtener la textura deseada. Puede conservarse cruda durante 1 ó 2 días en la heladera y hasta una semana hirviéndola durante 2 minutos y guardándola en la heladera una vez fría.


RECETAS /EN TV /PROGRAMAS /TALENTOS /NOTICIAS /ANUNCIE /
AMC
EuropaEuropa
Film&Arts
El Gourmet
Maschic
Strib

El Gourmet© 2022 - Todos los derechos reservados