Actualidad


En Rusia: brindar con Vodka

Por Elisabeth Checa

En Rusia: brindar con Vodka

Se lo considera el aguardiente nacional ruso.
 

Como tantos spirits, se empezó a elaborar en el Medioevo, en monasterios polacos como medicina. Se convirtió en popular en Occidente, sobre todo en Estados Unidos, después de la Primera Guerra Mundial.
 
“Inodoro, incoloro e insípido”. Así se definió a este destilado de cereales o de papas, y a veces hasta de uvas, cuyo contenido alcohólico puede oscilar entre los sensatos 40 grados hasta los 95 grados, en casos extremos.

Supo ganarse un lugar importante como bebida social. No sólo por su carácter ubicuo y versátil como integrante en mezclas universales, como el Bloody Mary por ejemplo.
 
También fueron sus virtudes de invisibilidad las que lo coronaron como uno de los tragos favoritos. Y es que el vodka no deja rastros en el aliento. Por otro lado, se dice que, por su pureza, produce menos resaca que otros aguardientes.
 
Pero no todos los vodkas son tan ascéticos y minimalistas. Algunos están aromatizados con limón, frutos rojos o hierbas. Una de las más populares es la hierba con la que se alimentan los bisontes en Rusia.
 
En cuanto al acompañamiento gastronómico, el mejor acuerdo para gourmets es vodka y caviar, pero ruso por supuesto.
 

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.