Actualidad

¿Cómo cuidarnos en primavera?

Por Dra. Paola Harwicz
¿Cómo cuidarnos en primavera?

Esperamos con ansias el calor de la primavera para usar ropas más livianas, que destacan un poco más nuestra figura… Es momento de tomar las riendas, luego de comer un poco de más durante los días frescos del invierno.

La buena noticia es que surgen las ganas de comer más frutas y verduras, preparaciones más livianas y es el momento de elegir comidas más frescas y saludables manteniendo el sabor.

Queremos brindarte algunas herramientas para generar las condiciones óptimas con el fin de organizar el menú, priorizando las verduras como entrada o acompañando al plato principal.

¿Por qué elegir las verduras? Porque contamos con más variedad y la principal ventaja es su riqueza en fibras que nos ayudan a sentir más saciedad, y de esta manera, logramos achicar la porción de otras comidas más calóricas. Además nos aportan vitaminas, minerales y antioxidantes. Podemos incorporar verduras de estación, frescas como el apio, lechuga, rúcula, remolacha cruda rallada, perejil, o bien optar por las verduras cocidas en soufflé, tartas, tortillas utilizando el zapallito, alcaucil, acelga y puerro.

Si elegimos las ensaladas, la sugerencia es combinar distintos colores en nuestras verduras y complementar con un aporte de proteína, como el pollo, pavita, atún, salmón, huevo, camarones, queso bajos en grasa o bien legumbres (arvejas, lentejas, porotos, habas, y garbanzos) de manera de optimizar el aporte nutricional.

Asimismo podemos agregar una porción de hidratos de carbono complejos como el arroz integral o yamaní, trigo burgol, cous cous, quinoa, choclo, o nuestra querida papa.

El aceite de oliva o girasol, en cantidades moderadas, constituye el acompañamiento perfecto. Podemos preparar aderezos creativos y diferentes para dar más sabor a las ensaladas o bien agregar palta (1/2 unidad por persona), aceitunas fileteadas, semillas de girasol, chia, sésamo (mix de semillas: 1 cucharada) sin olvidarnos de las especias (perejil, cilantro, albahaca o la que prefieras) para enriquecer el plato y darle un toque gourmet.

Los frutos secos son siempre una opción interesante para llevar como colación (un puñado) o bien para romper con la rutina de tus platos fríos (ensaladas) o en preparaciones calientes como arroz o pasta. Puedes comprar almendras fileteadas o partir unas nueces y estarás brindándole un sabor y textura diferente.

Con las temperaturas más cálidas, empezamos a preferir las frutas nuevamente. Las frutas de estación son el ananá, banana, naranja, frutilla, limón, manzana. Es buena estrategia utilizar la fruta como colación para la media mañana o la tarde eligiendo aquella que sea fácil de trasladar y variando la selección para no aburrirte.

Los días se alargan y no quedan excusas para salir a caminar antes de ir a trabajar o bien al regreso. Busca una actividad física que disfrutes. Tal vez programar la actividad con un familiar o amigo aumente las posibilidades de concretar tu momento de ejercicio.

Recuerda que 30 minutos de caminata de moderada intensidad al día puede generar beneficios significativos en la salud cardiovascular, mejorar tu condición física, optimizar el metabolismo del azúcar y colesterol en sangre, fortalecer el sistema osteoarticular y aumentar la respuesta inmune.

Si aún no empezaste, no postergues el inicio de una rutina de ejercicio, es tu oportunidad para empezar a generar un cambio, adoptar un estilo de vida saludable y quitarnos los “kilitos extras”.

Programa un deporte que disfrutes, al menos 3 veces por semana, o bien ir al gimnasio, armar una rutina o anotarte en la clase que te resulte atractiva, y en lo posible combinando ejercicios aeróbicos y de resistencia.

De esta manera, lograremos un mayor consumo de calorías al aumentar el metabolismo a nivel muscular. La recomendación es realizar 3 sesiones de una hora durante la semana.

Comer un poco menos y movernos más es la clave. ¡A disfrutar de la primavera!

tips

Disfruta la variedad de frutas y/o verduras al día que nos ofrece la primavera.

Evita las dietas restrictivas, porque suelen tener efecto yo-yo.

Simplemente estar atento a la porción y disfrutar de las comidas ricas.

Un puñado de frutos secos son una excelente colación rica en energía y micro nutrientes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.