ficha de receta

Cheesecake de frambuesa


Cheesecake de frambuesa

Ingredientes

Galletitas bajas calorías 150 g

Coulis de frambuesas  

Queso crema light 250 g

Edulcorante en polvo 4 g

Hojas de menta

Frambuesas 80 grs.

Claras 2 Unidades

Licor de naranja 20 cc

Gelatina sin sabor 4 grs.

Preparación

- Hidrate en agua fría la gelatina, una vez disuelta fúndala en el microondas a temperatura máxima durante 30 segundos.
- Bata las claras hasta que estén firmes.
- Coloque en un bowl el queso crema junto con las frambuesas y el edulcorante, mezcle bien. Incorpore a la gelatina hidratada una pequeña parte de la mezcla de queso crema, mezcle y vuelque sobre el resto de queso crema con frambuesas, luego agregue una parte de las claras y mezcle intensamente, termine de incorporar las claras con movimientos envolventes.
- Procese las galletitas, luego incorpore el licor de naranjas y siga procesando hasta obtener una pasta.

Armado

- Forre un disco de cartón con papel film y sobre este acomode un aro de aproximadamente 18cm de diámetro, extienda la pasta de galletitas obtenida dentro del aro y aplaste con el revés de una cuchara, coloque entre el aro y la masa una tira de acetato para que sea mas fácil desmoldar, incorpore encima la mezcla y distribuya de manera prolija.
- Reserve en la heladera durante 4 horas.
- Transcurrido el tiempo de reposo quite el aro y el aceto.
- Corte el cheesecake en porciones.

Presentación

- Decore un plato con coulis de frambuesa, sirva una poción de cheesecake y decore con galletitas picadas, frambuesas y hojas de menta.

Tips

Frambuesa:- Aporta gran cantidad de fibras.
- Posee altos niveles de minerales.
- Fuente importante de vitamina C.
- Cheesecake de frambuesa: 140 calorías por porción.

Comentario nutricional

Frambuesas: Es una fruta que aporta una cantidad destacable de fibra, que mejora el tránsito intestinal. Constituye una buena fuente de vitamina C, ácido cítrico y ácido elágico, flavonoides y folatos, minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. La vitamina C tiene acción antioxidante, al igual que el ácido elágico y los flavonoides (pigmentos vegetales). Dicha vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido cítrico, posee una acción desinfectante y potencia la acción de la vitamina C. El ácido fólico interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y formación de anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. Las frambuesas son unos frutos que refrescan y estimulan el apetito. Una taza de frambuesas (125 gramos) contiene unos 10 gramos de fibra. Pese a su pequeño tamaño y a que su consumo, dentro de los hábitos alimenticios se limita a su uso como fruta ornamental en distintos platos, es una gran portadora de fibra. A esta sustancia se le atribuye un destacado efecto protector del organismo, debido a un mecanismo de secuestro de sustancias potencialmente nocivas. La fibra "atrapa" determinados compuestos (ácidos biliares, colesterol.) que son excretados junto con las heces, lo que beneficia a las personas con hipercolesterolemia o litiasis biliar. También acelera el tránsito intestinal, reduciendo el tiempo de contacto de algunas de estas sustancias nocivas con el tejido intestinal, lo que previene o mejora el estreñimiento y reduce el riesgo de cáncer de colon.
Asimismo, la vitamina C tiene la capacidad de favorecer la absorción del hierro de los alimentos, por lo que mejora o previene la anemia ferropénica y la resistencia a las infecciones. Existen ciertas situaciones vitales en las que las necesidades orgánicas de vitamina. Por su elevado contenido en potasio y bajo en sodio, resultan muy recomendables para aquellas personas que sufren hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón. No obstante, su consumo deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en este mineral. Sin embargo, a quienes toman diuréticos que eliminan potasio.

Queso reducido en grasa: es un lácteo que aporta calcio, proteínas y esta reducido en grasas, su textura suave favorece la palatabilidad del resto de productos y nos permite aumentar el volumen de la preparación sin utilizar harinas.
El huevo es el alimento que contiene las proteínas más completas y de mayor valor biológico, hasta el punto que los expertos en nutrición lo consideran el patrón proteico de referencia. Esto se debe a que contiene en una proporción óptima los ocho aminoácidos esenciales que el organismo necesita para formar sus propias proteínas humanas.
La clara (transparente) está formada fundamentalmente por agua (86%) y proteínas de alto valor biológico (ovoalbúmina, entre otras).
Resulta una preparación muy nutritiva y con un reducido aporte de grasas y alto de proteínas de calidad.
Como todo postre (por su dulzor) trasmite una sensación placentera tras su ingesta.

Galletas: Aportan el contenido de harina que aporta el pan, evitamos al ser bajas en grasas aportar grasas trans que generalmente encontramos en este tipo de productos, generalmente son galletas de tipo agua y sin contenido de huevo.
El licor de naranja, trasmite a la mezcla es sabor de las naranjas concentrado y es muy poca la cantidad final de alcohol que aporta en una superficie de 22 cm.

Las hojas de menta: aportan su sabor, que actúa como resaltador del resto de alimentos, como así también un toque de color que impacta positivamente a la vista.
Recordemos que los alimentes impactan todos nuestros sentidos (la vista es muy importante).