Actualidad


Las chicas asan

Por Elisabeth Checa

Las chicas asan

En Argentina hay concursos nacionales de mujeres parrilleras que compiten con los hombres como guardianas del fuego.  

Jesús María es un pueblo cercano a la ciudad de Córdoba, Argentina, donde hace bastantes años descubrí la VERDAD de la parrilla.
El lugar era de unos hermanos que inventaron algo que después se copiarían otras parrillas porteñas de vanguardia. Se trataba de marcar en una hoja los cortes deseados, que iban apareciendo de a poco, en porciones mínimas recién salidas del fuego.
Es en ese ámbito parrillero con identidad donde cada año se realiza el concurso para mujeres asadoras.
Hay un renacimiento de la parrilla, aunque en las grandes ciudades ya no existan esos asados de obra que perfumaban la calle, una pausa en el trabajo cotidiano de quienes están en la construcción.
Mi madre asaba, mientras mi padre con un diario en la mano y una copa de vino en la otra, sentado, le daba indicaciones.
No se trata de tirar una pieza a un fuego de carbón. Se trata de elegir la mejor leña, de saber el punto de cada corte, de estirar o acortar los tiempos.
Felicitas Pizarro, como las chicas del concurso y mi mamá, lo saben y sobre la parrilla produce esas delicias con gracia y sabiduría. Aplausos para la asadora.  
 

No te pierdas Felicitas Parrillera, un programa lleno de recetas ricas y al fuego.
 

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.