elgourmet
¿Existe el Té Azul?

¿Existe el Té Azul?

@gourmetjournal
Fuente: www.thegourmetjournal.com


Durante los últimos años hemos oído hablar del llamado Té Azul, no es extraño ponerle un color a los tés ya que la mayoría de las veces este “apellido” se debe al color de su infusión. Como por ejemplo el té blanco, el té verde, el té rojo o el té negro.


El Té Azul, en realidad es el Té Oolong. Se trata de un té semifermentado a medio camino entre el Té Verde y el Té Negro. Y el color de su infusión, como índica su nombre es azulada. El Oolong es un Té semifermentado con poca teína y con una gran cantidad de taninos. Su nombre en chino es 烏龍茶, que significa “Té del Dragón Negro”. Pero, como decimos, no se trata ni de un Té negro, ni verde, sino que podríamos decir que está en medio y goza de un sabor más suave. Quien prueba un buen Té Oolong puede viajar hasta las montañas más altas de Taiwán y algunos lugares de China a través de la sofisticación de su sabor y aroma.

¿En qué nos beneficia tomar un Té Oolong?

Como decimos el Oolong está a medio camino entre un Té Verde y un Té Negro, por lo que sus propiedades son muy recomendables. Entre las más importantes destacamos.

Propiedades astringentes y antiinflamatorias, gracias a la concentración de taninos.
Acción antioxidante, que protege a las células de los radicales libres y reduce el riesgo de padecer enfermedades degenerativas.
Ayuda a aumentar las defensas de nuestro organismo.
Contribuye a favorecer el funcionamiento del sistema cardiovascular.
Depurativo. Evita la retención de líquidos, lo que le atribuye propiedades adelgazantes.

¿Cómo se prepara un Té Azul?

Para disfrutar de un buen té hay que seguir unos pasos básicos, pero esenciales para garantizar que su aroma y sabor lleguen frescos y puros a la taza. Un ritual sagrado que, en el caso del Oolong, exige que tengas en cuenta las siguientes indicaciones:

Para preparar el té, es preciso calentar muy bien el agua, hasta el punto de ebullición, aunque si hierve no pasa nada. Colocamos un filtro con el té (la cantidad apropiada por taza de té es 2-3 gramos, es decir una cucharada de postre por cada taza a tomar), vertemos el agua caliente y dejamos reposar 2,5 minutos. Una vez pasado ese tiempo está listo para tomar y disfrutar de nuestro momento.