Actualidad


El arte de gratinar

Por Elisabeth Checa

 El arte de gratinar

Todo es gratinable, desde los vegetales hasta los pescados, las pastas que sobraron y los postres. 

Una solución para aprovechar los restos y añadirles un sabor único.
Salsa blanca o bechamel, queso rallado (el gruyere le va muy bien a todos los gratinados) o crema de leche, pan rallado y trozos de manteca. Se trata de que se forme una costra dorada crujiente, plena de sabor en la superficie.
Según el Larousse Gastronomique la palabra gratin se originó sobre la base de gratter, que significa "rascar" lo que se había quedado pegado al recipiente
Todo gratin puede ser un plato familiar, elaborado en pocos minutos, pero también un plato de alta cocina.



Siempre se sirven en el recipiente en el que se doraron.
La sopa de cebollas gratinada es un plato emblemático de la cocina tradicional francesa.
Los gratinados dulces se logran a base de frutas y sabayon
 

Para más recetas gratinadas no dejes de ver Los 22 Minutos de Julius.

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.