Actualidad


Delicados puerros

Por Elisabeth Checa

 Delicados puerros

Ninguneado como vegetal glamoroso, el modesto puerro tiene una larga historia. Pocos saben que era cultivado por los egipcios. A los romanos les encantaba y lo consumían de muchas formas. Fueron ellos quienes lo introdujeron en Gran Bretaña, donde se convirtió en la Gran Verdura Nacional.

Lo que hay que saber

Tiene numerosas virtudes, entre ellas ser muy poco calórico y posee ese conmovedor sabor personal que transmite a caldos, a cocidos y a gratinados.

En los bistró parisinos, los elijo como entrada: se llaman simplemente Poireaux vinaigrette puerros a la vinagreta. Desde ya siempre se comen cocidos, jamás crudos. La parte blanca se sirve entera, con una vinagreta compuesta por mostaza disuelta en vinagre de vino, oliva y pimienta.  

Otros usos inefables: en quiches, con jamón o bacongratinada con un huevo, crema y gruyere.
 



La vichysoisse, famosa sopa de papas y puerros, se elabora hirviendo juntos ambos vegetales hasta que las papas se deshacen. Se añade sal y pimienta, se pasa por el mixer, un par cucharadas de crema de leche, sal, pimienta y una pizca nuez moscada. Se sirve fría o caliente.

Ojo, en los pucheros, añada los puerros enteros a último momento para que cocinen y no se deshilachen como recuerdos viejos.
 
Nada más rico sobre todo si se rocían con un aceite de oliva extra virgen.
  
Son fórmulas algo vintage, pero que sobreviven a cualquier tendencia o fusión. Clasicismos a ultranza, o el eterno y sano retorno de los sabores familiares.
 
Para más recetas como estas, no te pierdas "Comer como Dios manda".
 
 
 

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.