elgourmet
Comer en vacaciones

Comer en vacaciones

Dra. Paola Harwicz www.nutricionenlared.com


Al llegar el verano, si bien nos relajamos, y queremos olvidarnos de la rutina de todo el año, creo que vale la pena enfocarnos en continuar con un orden y hacer las 4 comidas, entendiendo que vale el esfuerzo más allá de lucir una malla que nos gusta, también sostener una alimentación saludable.


Si nos vamos de vacaciones, tendremos encuentros con amigos, desorganización de horarios, tentaciones a la hora del mate o tal vez, una cena especial. Sin embargo, es importante no privarnos de lo que más nos gusta, teniendo presente que el disfrute no siempre se asocia a cantidad y descontrol.

Por ejemplo: si estás en la playa, organizar tus almuerzos en viandas portables en una heladera térmica que permita conservar tus alimentos frescos como ensaladas, tartas, sándwiches con pollo, atún y verduras y obviamente frutas, sin olvidar las bebidas para estar siempre bien hidratados. De esta manera, podrás tener a mano los alimentos, evitar picoteos y tentaciones. Una caminata, jugar a la pelota o a la paleta con tus hijos o amigos, puede convertirse en el aliado perfecto para ejercitarte o tal vez elijas hacer deportes acuáticos o nadar en una pileta tranquilo.

Si la propuesta es en la montaña, seguramente disfrutarás de caminatas, ascensos, rufting, bicicleteadas. En estos días de mayor exigencia física, no puede faltar un buen desayuno con aporte de frutas, cereales como pan integral con queso, o tal vez un bowl de cereales ricos en fibras con leche descremada.

Aumentar unos kilos o mantener el peso, puede estar en tus manos. Qué bien se siente cuando podes decir que NO, a una porción extra de pizza. Disfrutar sin excesos, ese es el lema.

Fuente: www.nutricionenlared.com