Actualidad


Citas de invierno

Por Elisabeth Checa

Para agendar, dos clásicos del invierno porteño en refinados espacios cinco estrellas: variedad de Fondues en la Vinoteca del Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires y el mítico puchero del Grilla del Marriott Plaza.

Con el frío aparece en tres versiones renovadas un palto alpino por excelencia: Combinaciones de Fondue en al Vinoteca, con acuerdos especiales en cuanto a los vinos

La propuesta combina la audacia y creatividad del chef Federico Heinzmann, a cargo del restaurante principal del hotel, el Duhau con su oferta de cocina argentina refinada, y los quesos nacionales estacionados en la Cava de quesos.

La cita es a la hora azul cuando febo se piantó y empezamos a tiritar, especialmente si afuera es noche y llueve tanto.

La Fondue de sabores de la Patagonia es una combinación de quesos ahumados, gruyere y fontina con Pinot Noir de San Patrico del Chañar y mermelada de saúco.

La Fondue de sabores del noroeste argentino es una mezcla de quesos frescos de cabra, gruyère y gouda con vino Torrrontés de Cafayate y hojas frescas de huacatay, yuyito precolombino que la moda de la cocina andina redescubrió.

La Fondue clásica es una combinación de quesos gruyère, Fontina y raclette con vino Sauvignon Blanc de Mendoza

La Fondue de chocolate esta compuesta por dos chocolates Grand Cru, Bahía Superior y Río Arriba, y lleva confitura de naranja, praliné de almendras y vino encabezado de Malbec (suponemos que será un Malamado) con una selección de frutas de estación, mashmallows y biscuits de frutos secos.

El precio para dos personas: Fondues de quesos $180
Fondue de chocolate $150
Fondue de quesos más una botella de Luigi Bosca Gala 3, $350

Reservas 5175-1340

Los domingos, pucherazo fino

Entre mayo y setiembre, un clásico del Buenos Aires invernal, en el restaurante más antiguo de la ciudad: el Grill del Marriott Plaza. Allí todos los domingos y los feriados patrios se propone desde hace años un súper puchero, completísimo acompañado de vinos Saint Felicien de Catena Zapata. Todas las carnes, todas las verduras y legumbres con sus salsitas. En enormes morochas, esas históricas ollas negras de hierro están las carnes del puchero: gallina, codillo de cerdo, falda, vacío y rabo de toro. Los mozos sirven los platos y los llevan a la mesa, pero si uno prefiere, puede ir hasta las ollas, elegir y servirse, todas las veces que se quiera. Los rechauds mantienen caliente el resto de los ingredientes del puchero: osobuco, chorizo colorado, morcilla, garbanzos, repollo, arroz, espinaca poché y porotos, batata, papa, calabaza, zanahoria y choclo, tocino, lengua, cuerito de chancho y pechito de cerdo. Una fiesta criolla que se repite también los días patrios que termina con dulzuras coloniales como ambrosía y yema quemada. La fiesta sale $195. Reservas 4318-3074.

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.