Actualidad


Churros, pasión hispánica

Por Elisabeth Checa

Churros, pasión hispánica

La receta es elemental: una masa frita preparada con harina, agua y sal y una pizca de levadura.
 

Los churros tienen linaje morisco, aparecen citados reiteradas veces en la novela picaresca y suscitaron alusiones esporádicas por parte de Lope de Rueda, Quevedo y Lope de Vega. 

Más “pedigree” imposible; y mantiene sus multitud de fieles. 

En el XIX y hasta la segunda mitad del siglo XX se adquirían a pie de calle y se transportaban ensartados en varillas de junco o cucuruchos de papel hasta los cafés, donde se mojaban en tazones de chocolate negro con el complemento de una copita de aguardiente anisado.  



En América latina, especialmente en Argentina y Uruguay, mantiene su popularidad: aparecen en verano, en las playas, a la hora del mate, con dulce de leche o chocolate.  

La calidad de la masa es un secreto que cada churrero mantiene como un tesoro personal.  Lo importante es la calidad del aceite. 

Conoce todos los secretos de la pastelería y panadería en El Plan Nuestro de Cada Día con Juan Manuel Herrera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.