Actualidad


Adobar es un arte

Por Elisabeth Checa

 Adobar es un arte

Un asado no significa tirar carnes a la parrilla. Macerarlas con adobos o rociarlas con salmuera añaden no solo sabor sino transmiten la creatividad y el estilo del asador.
 

Una simple salmuera otorga un sabor característico a cualquier carne a la parrilla. Sólo hay que hervir agua y añadirle sal gruesa, vinagre, ajos machacados, granos de pimienta, piel de limón, romero fresco y algún chile. Luego dejarla enfriar y trasvasar la mezcla a una botella. Sirve para salar y rociar carnes rojas o blancas mientras se asan a las brasas.

El pollo marinado suma sabor y terneza a sus cortes magros. Sólo hay que adobarlo una hora en una mezcla de aceite de oliva, jugo de limón, pimentón y alguna hierba aromática antes de asarlo.
 


El clásico chimichurri criollo, pasta de orégano, ajos  y ají molido, es apto tanto para añadir antes como después de la cocción. Macerar cualquier corte de carne roja previamente, le otorgará un sabor especial al asado.

Del tema, los Petersen saben, aunque solo revelan algunos de sus secretos.
 
 
No te pierdas mas tips como estos en Maestros del Asado.
 
 

ENVÍA TU COMENTARIO

Para poder enviar su comentario, debe iniciar sesión en nuestro sitio. ¿Aun no está registrado? Puede hacerlo fácilmente y de forma gratuita.
Aún no se han publicado comentarios.